Planificando el evento

Para seleccionar el salón y el menú gastronómico es importante realizar primero la lista tentativa de los invitados.

Esta lista condicionará el tamaño del salón que debo contratar y tendrá conexión directa con el menú que puedo ofrecer para la cantidad de invitados.

Las fiestas en el caso de las bodas deben tener identidad propia, deben ser el reflejo de lo que uno es y lo que quiere brindar a sus invitados, que esa noche serán los agasajados por los anfitriones.

Para ser un excelente anfitrión hay que pensar en los invitados teniendo en cuenta sus gustos y costumbres.

El menú de la fiesta también tendrá que contemplar a aquellos invitados celíacos, vegetarianos, alérgicos, diabéticos, niños. Es decir platos diferentes para aquellas personas que por tal o cual motivo no puedan consumir el menú seleccionado.

Con la elección del menú vendrá la definición del estilo de vajilla elegido.

La empresa mostrará diferentes estilos que tendrá a disposición para ese día. Con relación a la decoración que se elija se hará la elección de la vajilla.

Planificar las bebidas alcohólicas y no alcohólicas que se servirán, sabiendo las cantidades necesarias requeridas de cada una de ellas, quiénes las proporcionarán y la elaboración de una lista con las diferentes bebidas y cantidades que ese día habrán.

Una vez seleccionado el menú tendremos que pasar a la elaboración del "timing", es decir al paso a paso de la fiesta. La coordinadora tendrá ese día el timming impreso y dará copia a los diferentes profesionales que trabajen en esa fiesta: maitre, Encargado de cocina, Discjockey, Fotógrafo, encargado del salón, etc.

205?x=417&y=317
Planificando el evento